Saltar al contenido

Mitos y verdades del dengue3 min read

22 enero 2020

De entre todas las versiones que hay, estas son las realidades de la enfermedad del dengue

Nuestro país se encuentra atravesando una época de múltiples casos de dengue. Es por eso que mantenerse correctamente informado es lo ideal para comprender las maneras de evitar esta enfermedad.

Esta tiene como síntomas la fiebre, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolores articulares, dolor de huesos y más. Ahora, arranquemos con las afirmaciones que se han hecho eco en muchos lugares y que son verdaderas algunas y falsas otras:

  1. La vitamina B sirve como repelente. MITO.

No es cierto que la vitamina B tenga un componente que, al ser expulsado por el sudor, ahuyenta al mosquito. No existe ninguna evidencia científica. Las medidas recomendadas para evitar las picaduras son disponer telas metálicas en ventanas y puertas de las viviendas, usar repelente sobre la piel expuesta y la ropa, utilizar mangas largas y pantalones largos, entre otras.

  • El vinagre y el ajo son repelentes. MITO.

Los únicos repelentes recomendados por el Ministerio de Salud son los que contienen DEET. Esto debe verificarse en la información adjunta en el envase del repelente que se adquiere en el supermercado o en la farmacia.

  • La hoja de mamón cura el Dengue. MITO.

En base a la evidencia disponible en la actualidad, la Sociedad Paraguaya de Infectología no puede recomendar el uso rutinario del extracto de la hoja de mamón para tratar el dengue.  

  • Sólo se recomienda el consumo de paracetamol para tratar la fiebre. VERDADERO.

Y la dosis de consumo máximo diario del paracetamol es de 500 mg. cada 6 horas. El consumo excesivo puede conllevar riesgo de efectos adversos o tóxicos. No se recomienda el uso de dipirona. Están contraindicados el ácido acetilsalicílico, diclofenac, naproxeno, esteroides.

  • El Dengue es una enfermedad de zonas vulnerables. MITO.

Cualquier lugar donde se acumule agua es propicio para la proliferación del Aedes aegypti y, por consiguiente, para la dispersión del virus.

  • Todos los mosquitos transmiten Dengue. MITO.

Esta enfermedad se transmite a través del mosquito Aedes aegypti. 

  • El Dengue se transmite de persona a persona. MITO.

Esta enfermedad sólo se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti, no de persona a persona, ni a través de objetos ni de la leche materna.

  • El mosquito solamente pica en horas de la mañana. MITO.

Aunque la mayor actividad de este tipo de mosquito se da en las primeras horas de la mañana y al atardecer, también puede picar a cualquier hora del día.

  • Los larvicidas se recomiendan sólo para recipientes que no pueden ser destruidos o tapados. VERDADERO.

Deben utilizarse en piscinas, registros y otros objetos en desuso que acumulen agua que no sean eliminables.

  1. La fumigación no acabará con el Dengue. VERDADERO.

La aplicación de insecticida es una medida que solo elimina a los mosquitos adultos. Como su acción residual es reducida, siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y los espacios públicos. Por sí sola, la fumigación es insuficiente.

Fuente: MSPBS