Saltar al contenido

Día contra el Cáncer: Casos a nivel mundial aumentarán 60% para 20404 min read

4 febrero 2020

Mientras que en los países pobres los casos aumentarán 81%.

La expansión del cáncer es ineluctable y si la evolución actual se mantiene dentro de veinte años habrá un 60% más de casos en el mundo, a pesar de que las medidas para reducir sus incidencias no tienen un coste prohibitivo como se suele creer, alertó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los países de ingresos bajos o medios, dada la falta de recursos consagrados a la prevención, la proyección de crecimiento es mayor: aumentarán un 81% para 2040.

Las proyecciones se dieron a conocer este martes en un informe de la agencia de Naciones Unidas. El acento se pone en la situación de los países de ingresos medios y bajos debido al fuerte crecimiento que se espera allí, lo que sin duda tiene que ver con que sólo el 15 % de estos países cuentan con servicios integrales para su tratamiento, frente al 90 % de países de ingresos altos.

Estos datos coinciden con el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer, enfermedad de la que sufrirán a lo largo de su vida una de cada cinco personas y que, por extensión, afectará prácticamente a cada familia.

En cifras y según las estadísticas más recientes, esto significa que más de 18,1 millones de personas sufrían algún tipo de cáncer en 2018 y que 9,6 morían a consecuencia de ello.

Especialistas que presentaron estos resultados a la prensa en Ginebra dijeron que no se puede esperar para acelerar todas las medidas de control necesarias, desde las dirigidas a la prevención hasta el diagnóstico, tratamiento, gestión, cuidados paliativos y vigilancia.

«Cada año que pasa sin un control efectivo, la respuesta (al cáncer) es más costosa y aumentan las muertes que podrían haberse evitado», dijo el director general adjunto de la OMS para enfermedad no transmisibles, Ren Minghui.

Otro de los principales mensajes del informe es que contrariamente a la percepción generalizada de que el cáncer es una enfermedad cara de afrontar, «esto no tiene que ser así» y que inversiones razonablemente bajas podrían evitar hasta 7 millones de muertes en los próximos diez años.

Si las autoridades sanitarias se centran en una serie de intervenciones prioritarias la inversión requerida en ese periodo para atajar el cáncer en los países de bajos ingresos sería de solo 2,7 dólares por persona.

En los países de la categoría de ingresos medios-bajos se elevaría a 3,95 dólares y en los de ingresos medios-altos debería ser de 8,15 dólares por persona, importes que «están dentro de lo factible» y que tumban la idea de que el cáncer es una enfermedad que implica costes exorbitantes.

Otra clave se encuentra en la prevención mediante medidas bien conocidas y de las cuales las principales tienen que ver con la reducción del consumo de tabaco (responsable del 25 % de muertes) y la vacunación contra la hepatitis B, que previene el cáncer de hígado, y contra el virus del papiloma humano que causa el cáncer de cuello uterino.

Están también los diagnósticos precoces, así como estilos de vida que incluyen mantener una actividad física regular, tener una dieta sana y luchar contra la contaminación de los alimentos, el agua y los suelos, aunque en este último caso la OMS reconoce que no se puede actuar de forma individual sino a través de políticas públicas.

La prevención ha demostrado su eficacia en los países de altos ingresos que han podido financiar programas de exámenes médicos preventivos, así como tratamientos de calidad, todo lo cual les permitió disminuir en un 20 % la mortalidad prematura entre los años 2000 y 2015.

En ese mismo periodo, los países de escasos recursos sólo pudieron reducirla en un 5 %.

De manera general, los expertos de la OMS consideran que los diagnósticos tempranos son la mejor alternativa para entre un tercio y hasta la mitad de todos los tipos de cáncer que no pueden prevenirse.

El problema es que cuanto más pobre es el país los casos de cáncer tienden a detectarse cuando la enfermedad está avanzada y los tratamientos son menos efectivos, más caros y con mayores efectos adversos.

Fuente: AFP/EFE