Saltar al contenido

Hackers filtraron datos personales de Angela Merkel

4 enero 2019
¡Compartí con tus amigos!

Se publicaron chats, correos y números de teléfonos de varios integrantes del Gobierno y partidos. Los únicos que no fueron afectados por este incidente son los integrantes del partido de extrema derecha Alternativa por Alemania (AfD).

Ciberdelincuentes publicaron datos privados de Angela Merkel y cientos de otros políticos alemanes. Se trata de uno de los hackeos más grandes ocurridos en ese país por el volumen de información difundida y por las víctimas afectadas.

Se filtraron direcciones de correos, números de teléfonos, chats, mails privados, cuentas bancarias y datos de tarjetas de crédito. La información fue compartida por los hackers a través de una cuenta de Twitter llamada «G0d».

Funcionarios e integrantes de todos los partidos políticos fueron afectados por este incidente, incluidos diputados en el Bundestag y en los parlamentos regionales. Los únicos que no figuran entre los afectados son integrantes del partido de extrema derecha llamado Alternativa por Alemania (AfD).

También se reveló información de artistas, celebridades, periodistas de la televisión pública y representantes de diversas ONG.

Los casos más notables, fuera de la política, son los del periodista deportivo Hajo Seppelt, que destapó el escándalo del dopaje sistemático en Rusia, y el del humorista Jan Bohmermann, que generó en su momento tensiones diplomáticas por una sátira contra Recep Tayyip Erdogan.

Al parecer los hackers obtuvieron contraseñas de cuentas de Twitter y Facebook y a partir de allí lograron obtener más información. «Se trata de un ataque de ingeniería social muy elaborado», explicó a Bloomberg Simon Hegelich, científico político en la Universidad Técnica de Munich.

El gobierno alemán dijo que se está tomando este asunto «muy seriamente» y que ya se reunió el organismo encargado de ciberdefensa para trabajar sobre este tema en conjunto con las agencias gubernamentales federales.

A su vez, según el periódico Build, se están intercambiando datos con organismos en el extranjeros para tratar de determinar la procedencia de los ataques

Por su parte, la ministra de Justicia Katarina Barley, calificó como grave al tiempo que advirtió que los autores sólo pretenden socavar la confianza en las instituciones democráticas, según publicó EFE.

Cabe recordar que en 2015 también hubo un gran hackeo a las redes del Parlamento Bundestag en el cual se robaron 16 GB de datos. Por el momento no hay información que permita vincular éste ataque con ese incidente.

Fuente: Infobae


¡Compartí con tus amigos!