Saltar al contenido

La Justicia argentina confirmó pena de 16 años para Jonathan Fabbro por abuso sexual

28 abril 2023
¡Compartí con tus amigos!

En septiembre de 2019, el Tribunal Oral en lo Criminal N°12 condenó a 14 años de cárcel a Jonathan Fabbro por abusar sexualmente durante cinco años a su propia ahijada.

En julio del año pasado, casi tres años después, la Sala III de la Cámara de Casación a cargo del magistrado Pablo Jantus, confirmó la condena de 2019 y la casó parcialmente. Fabbro, en esta decisión, fue condenado como violador: la imputación pasó de abuso gravemente ultrajante a abuso con acceso carnal en cinco hechos, uno de ellos agravado porque el exjugador de Cerro Porteño y Guaraní estaba a cargo de la guarda de la menor. También, se lo condenó por corrupción de menores, agravada por la edad, menos de 13 años en aquel entonces.

El Tribunal N°12 había condenado a Fabbro por el delito abuso gravemente ultrajante, según sus fundamentos de 2019. Es una escala menor a la violación, que incluye una vejación a la víctima. El querellante Gastón Marano, que representa a la víctima, planteó en su recurso ante la Cámara que, efectivamente, los ataques de Fabbro, que incluían sexo oral, era un acceso carnal y debía ser condenado como tal. La Sala 3 le dio la razón. El futbolista había sido procesado en la causa por abuso con acceso carnal, pero la valoración cambió en el tribunal de juicio.

La tarea de volver a analizar la pena original recayó en el Tribunal Oral N°17, que decidió condenarlo a 16 años por la nueva calificación. Esta semana, la Sala III de Casación confirmó finalmente el nuevo monto, con una decisión de los camaristas Jantus, Mario Magariños y Alberto Huarte Petite.

El recurso que planteó la defensa, a cargo del abogado Federico Albano -el mismo que representó a Fabbro cuando fue condenado en primera instancia- fue totalmente rechazado.

“En consecuencia, el recurrente no explica acabadamente entonces, a mi modo de ver, por qué razón debería modificarse una decisión que cuenta con fundamentos suficientes, y que a su vez pondera adecuadamente, o al menos en base a una interpretación posible y razonable, circunstancias objetivas del hecho enrostrado y las condiciones personales del encausado. Por el contrario, presenta argumentos vinculados a cuestiones que ya fueron tratados en la anterior intervención de esta Sala y que se encuentran relacionados a la valoración probatoria o la subsunción legal de los hechos mas no a la determinación del monto punitivo. Todo ello la deja a salvo de la tacha del recurrente, cuya crítica se presenta como un mero desacuerdo sin mayores argumentos”, razonó el juez Jantus.

Con información de Infobae


¡Compartí con tus amigos!