Saltar al contenido

Octubre rosa: ¿Cómo y cuántas veces debo hacerme el autoexamen de mamas?

15 octubre 2022

La exploración mamaria se aconseja efectuar luego de una semana del inicio del periodo y, a las mujeres en menopausia, se recomienda fijar un día del mes para este control. Este es un método para la auto vigilancia de la salud de las mamas, a lo que se debe sumar la consulta médica periódica.

¡Compartí con tus amigos!

El cáncer de mama en un estadio temprano de evolución tiene mayores posibilidades de tratamiento y curación que un cáncer descubierto en un estadio avanzado. Es importante que toda mujer, una vez desarrolladas las mamas en la pubertad, se realice su autoexamen mamario una vez por mes. 

Este método incluye:

–             Reconocimiento visual de las mamas.

–             Palpación del seno y las axilas.

Las mujeres deben realizarse el autoexamen luego de una semana del inicio de la menstruación. En tanto que las mujeres en menopausia deben optar por un día del mes, y repetirlo mensualmente en la fecha elegida.

¿Cómo realizar el autoexamen? 

1-           Obsérvate en el espejo: colócate frente a un espejo con las manos en la cadera. Mira tus senos y verifica si hay cambios en el color de piel y la posición de los pezones. También, descarta cualquier malformación y alteración a la vista. 

2-           Identifica la forma de tus senos: para confirmar la forma de las mamas, pon las manos detrás de la cabeza y empuja los senos hacia adelante. Así podrás reconocer si el contorno de las mamas tiene anomalías, como bultos o tumores.

3-           Explora la mama y las axilas: levanta los brazos por encima de la cabeza. Realiza movimientos circulares con los tres dedos del medio, desde el pezón hasta la axila y constata la presencia de hoyuelos, protuberancias o puntos dolorosos. 

4-           Examínate recostada o en la ducha: cuando estas acostada, el tejido mamario se esparce y resulta más fácil de palpar. De igual manera, durante la ducha, tus dedos enjabonados se deslizan más suavemente, lo que favorece el autoexamen.

5-           Presiona suavemente el pezón: al ejercer presión sobre el pezón, determina si brota sangre o líquidos (amarillentos, lechosos o transparentes). Si es así, esto puede ser signo de un tumor en el seno. 

Para tener en cuenta 

El autoexamen no reemplaza la consulta médica. Es una metodología de auto-vigilancia de salud mamaria. Aunque no se encuentren signos de alarma en esta prueba, se debe consultar al menos una vez al año con un ginecólogo o mastólogo y, a partir de los cuarenta años de edad, realizarse una mamografía anual de control.

Fuente: MSPBS


¡Compartí con tus amigos!