Saltar al contenido

Qué hacer ante las altas temperaturas

4 enero 2019
¡Compartí con tus amigos!

Es importante conocer qué relación tiene el calor extremo y su salud, para de esa forma resistir las enfermedades, e incluso evitar un desenlace fatal por causa de las altas temperaturas.

Los calambres musculares pueden ser el primer signo de enfermedad por calor y causar agotamiento o golpe por calor. El agotamiento por calor puede presentar características como sudor abundante, debilidad, piel fría, pálida, húmeda y pegajosa, pulso rápido o débil, náuseas o vómitos y desmayos.

Para contrarrestar esto es necesario resguardarse del calor en sitios más frescos, recostarse y aflojar la ropa. De ser posible refrescarse la piel con pañitos húmedos y fríos, tomar sorbos de agua y si tiene vómitos continuos, buscar atención médica de inmediato.

El golpe de calor se caracteriza por la alta temperatura corporal (más de 39.4º C), piel caliente, enrojecida, seca o húmeda, pulso rápido y fuerte, además de posible pérdida del conocimiento.

Las personas de 65 años o más tienen menos probabilidad de sentir y reaccionar ante los cambios de temperatura. Las personas en esta franja etaria deben evitar exponerse al sol y de ser posible permanecer en edificios con acondicionadores de aire tanto como sea posible. Es conveniente que el adulto mayor esté acompañado de algún amigo o vecino y no solo.

Se recomienda beber más agua que de costumbre y no esperar a tener sed para beber. Es mejor utilizar ropa ligera, de color claro y holgado, así como ducharse para bajar la temperatura corporal.

Las personas que padecen de afecciones crónicas y puedan estar tomando medicamentos empeoraran el efecto del calor extremo. Por ello es recomendable beber más agua que de costumbre y no esperar a tener sed para beber más, así como los mensajes que han sido dados anteriormente.

Fuente: Ministerio de Salud


¡Compartí con tus amigos!