Saltar al contenido

Se cumplen 7 años sin Jules Bianchi, el último piloto que perdió la vida en la Fórmula 1

17 julio 2022
¡Compartí con tus amigos!

Jules Bianchi era un talentoso piloto de Fórmula 1 de la escudería Ferrari. Tras su debut en 2013, su futuro en la F1 estaba ligada al legendario equipo de Maranello. Sin embargo, en su segundo año con Marussia, llegó el fatídico Gran Premio de Japón de 2014.

Ese día una fuerte tormenta afectó al circuito de Suzuka durante la carrera y, a causa de ello, Adrian Sutil perdió el control de su coche y terminó contra las protecciones. Por tanto, salió el Safety Car a la vez que una grúa para retirar el monoplaza del alemán. Sin embargo, Jules perdió el control de su vehículo en esa misma curva y chocó a gran velocidad contra la grúa.

Bianchi fue llevado a un hospital de Japón urgentemente, donde se le diagnosticó daño axonal difuso, una grave lesión cerebral que ocasionó que quedara en coma. Finalmente, el 17 de julio de 2015, Jules Bianchi perdió la vida nueve meses después del fatal accidente en Suzuka.

Su fallecimiento se produjo días antes de la disputa del Gran Premio de Hungría. En ese evento, los pilotos, abrazados unos a otros, formaron un círculo dentro del cual estaban sus cascos junto al de Bianchi antes de la carrera junto a la familia del francés.

El fatídico accidente del francés provocó que la FIA, al fin, reaccionara y se centrara mucho más en la seguridad de los pilotos.

Para la temporada siguiente apareció el Virtual Safety Car que obliga a los pilotos a reducir la velocidad de los monoplazas en caso de que haya un elemento externo en la pista como comisarios, un coche parado o una grúa.

Además, tras mucho debate y polémica, la FIA terminó implementando de forma obligatoria para todos los equipos el “halo”. Este elemento fue muy criticado en su momento debido a que no era estético, afectaba a la aerodinámica de los coches y a los pilotos les costaba más salir del monoplaza en caso de accidente.

Sin embargo, tras solo cuatro años y medio después de su utilización en 2018, el halo ha salvado ya varias vidas en la Fórmula 1, entre las cuales se encuentran las de Lewis Hamilton, Romain Grosjean o la más reciente, la de Guanyu Zhou en Silverstone 2022.

Vía: El Debate


¡Compartí con tus amigos!